Indicadores Económicos:
  • Dólar TRM:    $ 3,431.60     —     Euro:    $3,399.00     —     Bolivar (BanRep):    $284.70     —     Bolivar (Cúcuta):    $0.05     —     Café lb. (May 2019) :    US$1.1025     —     U.V.R.:    $271.9411     —     DTF:    4.45%     —     Petróleo WTI:    US$65.80     —     Usura:    30.42%     —     COLCAP:    1,528.09     —     IBR:    %     —     Inflación (Feb-2018) :    0.71%

¿Por qué las empresas petroleras deben incrementar sus esfuerzos en las energías limpias?

La Agencia Internacional de la Energía cree que las compañías de petróleo y gas necesitan intensificar sus esfuerzos climáticos de inmediato a medida que el mundo transita hacia fuentes de energía limpia. Con sus recursos financieros y capacidades de ingeniería podrían desempeñar un papel más importante en la lucha contra el cambio climático.

El informe de la AIE, titulado Industria de petróleo y gas en las transiciones de energía, dice que algunas compañías han tomado medidas para apoyar los esfuerzos para combatir el cambio climático, pero la industria en su conjunto podría desempeñar un "papel mucho más importante" a través de sus capacidades de ingeniería y recursos financieros. El director ejecutivo de la AIE, el Dr. Fatih Birol, cree que todas las compañías de energía se verán afectadas por la transición hacia la energía limpia. Agregó: “Cada parte de la industria necesita considerar cómo responder. No hacer nada simplemente no es una opción.  La primera tarea inmediata para todas las partes de la industria es reducir la huella ambiental de sus propias operaciones. 

A partir de hoy, alrededor del 15% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernaderos relacionados con la energía provienen del proceso de sacar petróleo y gas de la tierra a los consumidores. Una gran parte de estas emisiones puede reducirse de manera relativamente rápida y fácil. Como parte de los esfuerzos para avanzar hacia una economía global más verde, varias industrias enfrentarán una mayor presión para reducir su producción de CO2 en toda la cadena de suministro. Si las empresas de petróleo y gas no reducen sus gases de efecto invernadero la rentabilidad derivada de los combustibles fósiles podría verse en riesgo a largo plazo.

En petróleo y gas, la AIE cree que reducir las fugas de metano a la atmósfera es la "forma más importante y rentable" para que el sector reduzca sus emisiones.  Pero el informe dice que hay varias otras oportunidades para reducir la intensidad de las emisiones producidas. Una opción podría ser eliminar la quema de rutina e integrar las energías renovables y la electricidad baja en carbono en los nuevos desarrollos de gas natural licuado (GNL).  

El Dr. Birol mencionó que las empresas pueden contribuir a que las "tecnologías clave de energía limpia intensivas en capital, como la captura de carbono, la utilización, el almacenamiento y el hidrógeno, alcancen la madurez". Asimismo agregó que sin el aporte de la industria, estas tecnologías pueden no alcanzar la escala necesaria para que ellos "muevan el dial sobre las emisiones".  

Según el informe, algunas compañías de petróleo y gas están diversificando sus operaciones de energía para incluir energías renovables y otras tecnologías bajas en carbono. Pero la inversión promedio de las empresas en áreas no centrales hasta ahora se ha limitado a alrededor del 1% del gasto de capital total, y los mayores desembolsos se destinaron a energía solar fotovoltaica y eólica.

La AIE dice que algunas compañías también se han diversificado al adquirir negocios no centrales existentes, a través de la distribución de electricidad, la carga de vehículos eléctricos y las baterías, al tiempo que intensifican su actividad de investigación y desarrollo. A pesar de eso, el informe destaca que hay "pocos signos del cambio a gran escala en la asignación de capital necesario para poner al mundo en un camino más sostenible".  

La agencia cree que un paso adelante en las inversiones de combustibles como hidrógeno, biometano y biocombustibles avanzados es esencial y puede brindar los beneficios del sistema energético del petróleo y el gas sin emisiones netas de carbono. Dentro de 10 años, dice que estos combustibles bajos en carbono deben representar alrededor del 15% de la inversión total en el suministro de combustible para que el mundo pueda encarar el cambio climático, con transiciones que se vuelven "mucho más difíciles y más caras" en ausencia de estos tipos de combustibles.  

El informe señala que la electricidad baja en carbono "indudablemente pasará al centro de la escena en la futura combinación energética", pero que la inversión en proyectos de petróleo y gas seguirá siendo necesaria, incluso en la transición rápida de energía limpia propuesta.  

Si la inversión en los yacimientos de petróleo y gas existentes se detuviera por completo, la disminución en la producción de energía sería de aproximadamente 8% por año, afirmó. Eso sería mayor que cualquier caída plausible de la demanda global, por lo que la AIE dice que la inversión en los campos existentes y algunos nuevos deben seguir siendo parte de la imagen.  

La agencia especula que algunos propietarios de empresas pueden estar a favor de seguir con una especialización en petróleo y gas, con el objetivo de cambiar hacia el gas natural con el tiempo, siempre y cuando estos combustibles estén en demanda y los retornos de inversión sean suficientes. Pero el informe advierte que estas compañías también necesitarán pensar detenidamente en su "respuesta estratégica a desafíos nuevos y omnipresentes".  

Dice que hay mucho en juego para las compañías petroleras nacionales encargadas de la administración de los recursos de hidrocarburos de los países y para sus propietarios gubernamentales y las sociedades de acogida que generalmente dependen en gran medida de los ingresos derivados del petróleo.  

Las compañías petroleras nacionales, como Saudi Aramco y Abu Dhabi National Oil Company, representan más de la mitad de la producción mundial y una proporción aún mayor de reservas. Según la AIE, algunas de estas empresas tienen un alto rendimiento, pero muchas están mal posicionadas para adaptarse a la dinámica energética global cambiante.  

Agrega que las tendencias globales han significado que varios países han renovado su compromiso de reformar y diversificar sus economías, con cambios fundamentales en los modelos de desarrollo en muchos de los principales titulares de recursos que ahora parecen inevitables.  

Pero el informe dice que las compañías petroleras nacionales pueden proporcionar elementos importantes de estabilidad para las economías durante este proceso si están "operando de manera efectiva y alertas a los riesgos y oportunidades". 

Fuente:             https://www.nsenergybusiness.com/news/oil-and-gas-clean-energy/

Etiquetas
Compartir este artículo

Publicado por OIL CHANNEL

Noticias relacionadas