Indicadores Económicos:
  • Dólar TRM:    $ 3,431.46     —     Euro:    $3,399.00     —     Bolivar (BanRep):    $284.70     —     Bolivar (Cúcuta):    $0.17     —     Café lb. (May 2019) :    US$1.0565     —     U.V.R.:    $269.5134     —     DTF:    4.37%     —     Petróleo WTI:    US$65.80     —     Usura:    30.42%     —     COLCAP:    1,528.09     —     IBR:    %     —     Inflación (Feb-2018) :    0.71%

FRACKING: La estrategia, además de pedagogía se requiere transmisión de conocimiento con rigor científico

Galería de imágenes

La demanda total de energía en el mundo creció 2,3% en el último año. Fue el crecimiento más rápido para un año en esta década y se debe resaltar que en el caso del petróleo el porcentaje de dicha demanda aumentó en un 1,3% emergiendo el gas natural como un combustible que ha copado varios espacios, al aumentar en el mismo periodo por sí mismo el 4,6% de la totalidad, lo cual representa fácilmente el 45% del aumento en el consumo de energía global (1).

Como lo vimos en una entrega anterior, la tecnología de fracturamiento hidráulico con alto consumo de recursos y energía para extraer hidrocarburos de yacimientos no convencionales o yacimientos de roca generadora, denominado “fracking”, es una técnica disruptiva que convirtió a un país netamente consumidor hasta hace unos años, como lo es Estados Unidos, en el mayor productor de hidrocarburos del mundo. Se estima que alcanzará una producción de 12,4 millones de barriles diarios al finalizar este año (2). El resultado de este nuevo panorama es que se presentó una drástica caída en las importaciones de hidrocarburos en los Estados Unidos, la cual llegó a un 60,3% en el año 2005 y comenzó su transición hasta un 12,1% en 2018 (3). 

Pero eso no es una novedad, el crecimiento en reservas y producción en países como Argentina, China y muchos otros es evidente. Lo importante es ver y entender nuestro contexto nacional, ya que el problema de la aplicación de esta tecnología ha dejado a un lado el camino científico y técnico, convirtiéndose en un debate público netamente politizado que genera la atención y disputa entre diferentes sectores, que buscan imponer su punto de vista con los argumentos que cada defensor o detractor de esta tecnología esgrime con veracidad y tenacidad desde su propia óptica.

Y está claro que está polarización ha hecho que el debate pierda toda su rigurosidad científica y técnica, llevando a los voceros de cada una de las partes a caer en el error del proselitismo por encima de la razón y la coherencia, consiguiendo partidarios que aplauden “como focas” las intervenciones de cada extremo.

Se reclama la victoria en los debates generados en los medios masivos de comunicación radial, lecto-escrita y televisiva, donde ya es frecuente el contraste de ideas con argumentos a veces infundados y salidos de todo rigor técnico, científico y operativo para muchos expertos y conocedores de la técnica, en ambos sentidos, tanto a favor como en contra y que denota en el ganador, quién mas grite o acalle las intervenciones de su interlocutor.

Y es que la idea no es la generación de temor por parte de cada sector con el fin de atraer partidarios a su orilla de la discusión, al contrario, debemos generar espacios de concertación que fijen ideas reales y de bienestar común.  Pero ahora vemos a los líderes de diferentes entidades con discursos de uno y otro bando buscando un protagonismo mediático que desfavorece la discusión técnica. 

Aluden que al ser técnicos y profesionales en las ramas de la ingeniería de petróleos u otras afines, son los llamados a defender la tecnología, ofreciendo argumentos fantásticos sin la problemática de la curva de aprendizaje, ya que han leído mucho del tema sin haber presenciado o intervenido en un proyecto de exploración y explotación de yacimientos no convencionales, generando más dudas que certidumbres al sacar de la manga términos, conceptos y datos erróneos que logran confundir más que incentivar la credulidad del público acerca  del hacer bien las cosas, en especial la aplicación de esta controvertida técnica.

Esto, en mi concepto, hace más daño a la discusión que los beneficios generados.  Es como pretender dominar esta técnica únicamente con lectura juiciosa, lo que sería muy parecido a intentar aprender a manejar vehículos de carreras leyendo la revista Motor, viendo el canal de cable Turbo y siguiendo la Fórmula Uno cada fin de semana, y al final considerarse autoridad técnica para criticar a un corredor profesional o formular recomendaciones en su manejo. 

Lo importante es conocer las experiencias vividas por los profesionales que durante años han estado vinculados a explotación de este tipo de yacimientos, sin diferenciar que sean colombianos o extranjeros y no solo escuchar argumentaciones de personas que se hayan enterado de la problemática y la experiencia de terceros a través del voz a voz o con la lectura de artículos técnicos sin la suficiente revisión técnica e informes de trabajos ejecutados en otras latitudes.

Ahora bien, en este mismo sentido debemos considerar el ejercicio que está realizando ECOPETROL con la compra de campos para explotación de yacimientos no convencionales en la cuenca del Permian, en Estados Unidos.  Está dando una clara señal de querer hacer las cosas correctas y de esta forma acercar a los profesionales colombianos a la rigurosidad y tenacidad de la aplicación de esta tecnología, haciendo realidad la premisa de su ejecución en forma responsable, con la cual el gobierno ha impulsado su aplicación en diferentes escenarios.

Por otro lado, tenemos dicha convicción gubernamental, que cuenta con magnificas intenciones, pero que no ha calado en la estrategia correcta para convencer al colombiano del común, a través de transmisión de información veraz y en forma asertiva. Lo que ha dejado a los detractores de la tecnología que vienen utilizando cualquier medio para hacerse escuchar. 

Es así como vemos a actores de televisión, twitteros, influenciadores en general, que se han tomado las cámaras, los periódicos y los micrófonos para atacar con los mismos argumentos de las organizaciones que no comulgan con la aplicación del llamado fracking utilizando una serie de herramientas muy innovadoras para hacer valer sus argumentos que en ocasiones pueden apartarse de la realidad, haciendo esto a cualquier precio.

En los últimos días, la campaña se agudizó ante la decisión del Consejo de Estado, en la cual se decidía el futuro cercano de los yacimientos no convencionales, y entonces, vimos pasar por televisión, por radio y por todos los demás medios masivos, a personajes que se han ganado un espacio en el público en general, y aprovechan su posición para realizar este ataque que no es más que la muestra de un desconocimiento latente de lo que se pretende con los pilotos(4).

Y más aún, hemos sido testigos de cómo muchos profesionales, algunos de los cuales ni siquiera conocen una operación de esta magnitud, que salen en contra de la industria, en especial hacia el segmento de la exploración y explotación de yacimientos de roca generadora, aludiéndose a sí mismos un conocimiento no muy diferente al documental que hablamos antes. 

Además, utilizan su paso por la universidad como ingenieros o profesionales de las ramas de la tierra, o sus cargos en la academia y en puestos simbólicos como juntas directivas de institucionres que tildan como ambientalistas, olvidando que se lucran día a día de esta industria y que fue ella la que los impulsó a donde se encuentran ahora.  Eso sí, empuñando su mano contra el desarrollo sin más argumentos que los esgrimidos por los mismos influenciadores, que luchan desde su posible desconocimiento que no es más que el resultado de generar información alejada de la realidad.   

Hoy en día, se habla de la ejecución de los pilotos (5), sin embargo, esta tarea será complicada si todos nosotros, tanto los defensores como los contradictores de la técnica nos unimos al unísono para definir las ventajas y desventajas que cada uno ve en su aplicación, los riesgos y su mitigación, las problemáticas a resolver y olvidando el impulso que se le debe dar a la argumentación científica, con una planeación, ejecución y sobre todo, evaluación conclusiva y determinante de la realización de estas actividades.

Al final lo que logrará este ejercicio bien ejecutado será dar la razón a unos u otros, pero con la convicción que se intentó hacer todo bien y se minimizaron los peligros para el ambiente, los acuíferos, la comunidad y todos los actores que puedan ser influenciados por esta operación.

Mi llamado, aunque pueda sonar fantasioso pero si es muy sentido, es invitar a todos los actores como son el Gobierno, las autoridades locales, las agremiaciones, la academia que investiga y desarrolla ciencia, los profesionales, las compañías, las organizaciones no gubernamentales, los representantes de las comunidades y todos aquellos que promulgan y atacan la tecnología, para que se unan en mesas de trabajo participativas y abiertas, de este modo y en conjunto se pueda desarrollar trabajos eficaces que no solo muestren que se puede hacer bien y responsablemente, sino que se puede transmitir conocimiento con rigor científico a todos los interesados.

Es claro que para evitar que una vez se realicen los pilotos cada bando salga a cantar victoria de acuerdo a la interpretación sesgada que se le quiera dar a la información, las empresas y autoridades deben suministrar todos los datos antes, durante y después de adelantar los pilotos, de manera oportuna y transparente.

Así mismo, sería muy importante que Colciencias, como entidad encargada de la ciencia, innovación y tecnología, coordine los esfuerzos de la academia y convoque a los grupos de investigación, para que mediante la aplicación rigurosa del método científico, se presenten las conclusiones y recomendaciones de manera clara y contundente.

Finalmente, debemos evitar a toda costa que una vez realizados los pilotos sigamos en las mismas, mientras nuestra autosuficiencia energetica se encuentra en riesgo a corto plazo. 

Agradecimientos al Ingeniero Eusebio Orozco por su apoyo en la revisión de este texto

 

Imágenes:

  1. Cambios en la importación de petróleo por parte de USA entre 1957 y 2018
  2. Principales reservas de yacimientos no convencionales en el mundo
  3. Comportamiento micro sísmico en una operación de Fracking.

 

Fuentes:

  1. https://www.iea.org/newsroom/news/2019/march/global-energy-demand-rose-by-23-in-2018-its-fastest-pace-in-the-last-decade.html
  2. https://zero.uexternado.edu.co/avanzando-hacia-la-nueva-geopolitica-la-ecopolitica-petrolera/OperaStable/Shell/Open/Command
  3. https://www.nytimes.com/2017/12/28/books/review/windfall-meghan-osullivan.html?register=email&auth=register-email
  4. https://www.oilchannel.tv/noticias/consejo-de-estado-aplaza-su-decision-entorno-al-fracking
  5. https://www.oilchannel.tv/noticias/todo-listo-para-iniciar-los-proyectos-piloto-de-fracking-en-el-pais

 

Fuentes Imágenes:

  1. https://www.bloomberg.com/quote/CO1:COM
  2. https://www.clarin.com/economia/2030-vaca-muerta-podria-generar-exportaciones-campo_0_nl2K5kTpn.html
  3. http://www.allaboutshale.com/microseismic-imaging-of-hydraulically-induced-fractures-in-gas-reservoirs-a-case-study-barnett-shale-gas-reservoir-texas-usa/
Etiquetas
Compartir este artículo

Publicado por Mario Zamora S.

Ing. Petróleos, Executive MBA. Empresario, Investigador, Consultor, más de 20 años en la industria petrolera. Director de Multinacionales Energéticas en USA, Colombia y Centroamérica. Chairman SPE Colombia (2015-16) y Secretario de JD ACIPET (2007-14)

Noticias relacionadas